NoticiasBlog

¿Aprenderemos de la crisis del COVID-19? Un nuevo reto para la industria gráfica

By abril 2, 2020 No Comments

La crisis COVID-19 ha traído un reto para la industria gráfica y muchos cambios a nuestras vidas. Entre todos: trabajadores, empresarios y gobiernos podemos encararla.

No cabe duda de que las consecuencias de la pandemia de coronavirus a escala
mundial han cambiado radicalmente, de la noche a la mañana, la perspectiva global a
corto plazo de la inmensa mayoría de las empresas, especialmente de las pequeñas y
medianas.

Pero, como en todos los tiempos de gran incertidumbre y de duda aparecen
nuevas oportunidades que nos permiten mejorar y encarar mejor el futuro. Hablamos
con Francisco Pérez, Director General de Palmart.

Crisis COVID-19 y como afrontar el reto para la industria grafica

El COVID-19 ha traído un reto para la industria gráfica y días muy intensos en la toma de decisiones de las empresas ¿Cómo crees que se ha respondido por parte del sector ante esta crisis COVID-19 inédita?

Las cosas han sucedido y están sucediendo a una gran velocidad. La respuesta del
sector ha sido y está siendo la lógica: acogerse a las ayudas institucionales que se
han ido presentando y esperar a que se normalice la situación. Estamos en un
paréntesis, inédito e histórico pero no deja de ser un paréntesis.

¿Piensas que va a haber un antes y un después en la Industria Gráfica tras esta crisis COVID-19?

Como decía creo que estamos en un paréntesis económico que irá normalizándose tal
como indican muchos economistas, esperemos que de la forma mejor y más rápida.
Pero estoy convencido de que habrá un antes y un después en ciertos aspectos para muchas empresas no solo del sector gráfico.

Me refiero al uso de la tecnología en general y la tecnología de deslocalización en particular como el teletrabajo. Se ha visto con toda claridad su eficacia y utilidad para las empresas a unos costes verdaderamente asequibles.

El teletrabajo es posible en sectores como el del software de gestión donde opera su
empresa, pero ¿qué aporta el teletrabajo a la Industria Gráfica?

Evidentemente un maquinista de offset, un impresor de plotter, un jefe de almacén o
un instalador de rótulos no pueden hacer su trabajo de forma virtual porque tienen que
tener presencia física para poder realizarlo.

Pero muchos otros empleados dentro del ciclo productivo sí pueden hacerlo, desde diseñadores, personal administrativo- financiero, marketing y proveedores del sector gráfico como es nuestro caso: software de gestión. El teletrabajo puede mejorar la calidad del empleo y reducir costes a las empresas, darnos calidad y mejora a todo el ciclo que el sector necesita para funcionar.

Ha hablado también de otras tecnologías que podrían crear nuevas oportunidades ante el reto para la industria gráfica que presenta el coronavirus.

Es muy deseable que esta crisis COVID-19 nos haga ver la importancia que tiene la tecnología en general para el buen funcionamiento de nuestros negocios. Importancia no solo en la
zona productiva -en este aspecto los empresarios gráficos están muy avanzados- sino
en todas las áreas de gestión, en todos los ámbitos del negocio gráfico, desde el e-commerce, área comercial, tecnología para el control de la producción, tecnología para la toma de decisiones en el área gerencial, etc.

Hay una carencia de cultura tecnológica que es una consecuencia de la carencia de cultura empresarial, pero situaciones como la que estamos atravesando ponen en evidencia esas necesidades.

No es muy competitivo que muchas empresas estén trabajando sin sistemas de
gestión integrados, en muchos casos entre una nube de aplicaciones dispersas que, al
contrario de organizar, complican el trabajo y el control de la información. Pero las
rutinas y las dinámicas son potentes, no solo es una cuestión de inversión, como digo
es una cuestión de perspectiva, de cultura empresarial.

Ustedes son pioneros en el sector en el enfoque de negocio gráfico desde el control de
costes ¿Qué nos puede contar en este aspecto?

La lógica del mercado nos obliga a controlar nuestros costes si queremos ser
competitivos. Palmart nació hace más de veinte años con la vocación de aportar valor
al sector. Nosotros entendemos que una de las culturas que aportan un valor inmenso
a cualquier empresa es el conocimiento de sus costes y su correcto manejo.

En primer lugar, está la necesidad de conocer nuestros costes. En este punto el análisis de
costes abre todo un abanico de mejora en cualquier área del negocio gráfico que
deberemos gestionar con tecnología. Para eso están las funcionalidades de
planificación y control de la producción, así como los cuadros de mando para toma de
decisiones.

Además de tecnología ¿Qué más hace falta para que las empresas puedan avanzar
hacia la digitalización durante la crisis COVID-19?

Sin duda la tecnología es imprescindible pero no es suficiente, como no es suficiente
un martillo sin una mano que empuje para clavar el clavo. Las crisis nos pueden
ayudar especialmente a los directivos de las empresas a hacer un alto, reflexionar y
tomar decisiones que nos hagan avanzar, algo que en la dinámica de normalidad no
se suele hacer ya que el día a día se lleva nuestro mayor esfuerzo.

Hace falta también, independientemente del tamaño que tengan las compañías, una cultura tecnológica, una cultura de “colaboración” con la tecnología que los sistemas de información nos ponen a disposición para mejorar, controlar y gestionar la información en todas las
áreas del negocio. La tecnología como aliada de todo el equipo y no como “un
enemigo” o un “gran hermano”, como en ocasiones se ve, especialmente en lo que
respecta a la zona de producción.

Para finalizar, qué mensaje traslada en estos momentos a los gerentes y trabajadores que van a afrontar este reto para la industria gráfica.

Yo soy muy optimista en todo, no sé si es una virtud o un defecto. Creo que es un
buen momento para volver la vista a la realidad de nuestras empresas y encontrar las
líneas de mejora que a buen seguro podemos encontraremos.

Pero de lo que no cabe duda es que el camino lo marca el proceso de digitalización, o lo que es lo mismo la automatización, la agilización y el control de los procesos que intervienen en el
negocio gráfico y esto solo es posible con implementación de tecnología productiva y
de gestión y sobre todo con una cultura de empresa acorde a los retos que tenemos
delante.

Leave a Reply